MAJAO, el sueño de Gazpachería Andaluza

Sería poco atractiva la historia de un proyecto empresarial si no estuviera jalonada de escalones y vicisitudes recorridos todos con esfuerzo y esperanza hasta lograr tener un producto de calidad, un mundo por recorrer y un sueño por realizar.

Porque eso y no otra cosa es MAJAO, un sueño que nació en 1983 después de haber sido protagonista de otro gran sueño que tenía un emblemático y bien reconocido nombre como era la Venta Ruiz. Ese lugar mágico que logró ser quizá uno de los lugares gastronómicos señalados de la ciudad de Sevilla allá por el segundo tercio del pasado Siglo XX.

Y la Abuela Reyes, esa que transmitió el amor por los fogones a todos y cada uno de sus hijos, fue la culpable de que esta historia empezara a necesitar tinta para ser escrita. Rafael se preguntó demasiadas veces si no habrían de ser responsables ante su historia, la historia de una familia grande, que algún día alguien pudiera dejar de disfrutar de uno de sus productos de referencia, el mismo que se elaboraba con la alquimia de sus ingredientes naturales y con el necesario aditamento de no tener nunca prisa para elaborarlo ni por supuesto, para degustar y saborear aquel maravilloso gazpacho siempre servido de forma delicada y siempre en su prefecto punto de frío.

Y aquel sueño vivido de la Abuela Reyes, tuvo un protagonista cierto que aún hoy sigue y sigue explicando día a día que el gazpacho es un producto tan sano, reconstituyente, natural y vital que contagia con su convencimiento y certeza a todo el que conoce y habla con Rafael Aquino Ruiz.

Porque esencialmente eso es Rafael, un idealista que cada mañana de cada día pone el pié en el suelo de su vida convencido de que el gazpacho que hoy saldrá de sus manos es el mejor gazpacho jamás hecho por nadie. Ese que se persigna con las estrellas para llegar tan sumamente pronto a su fábrica que jamás da cuartel ni ventaja a que los ingredientes seleccionados y supervisados por él y su equipo, les de lugar a desperezarse antes de recibir esa ducha de limpieza necesaria para casi sin luz parir la primera carga del día.

Y se vuelve a oír esa exclamación tan bella y necesaria que llena la sala de producción; “este gazpacho está impresionante” el mejor, es el mejor…..

Porque esos escalones de peldaño alto por los que siempre ha tenido que subir en su vida no le han restado ni un ápice de optimismo e ilusión para seguir y seguir buscando que su gazpacho siga siendo El Primero y sobre todo el mejor, que sea el mejor…

Muchas y duras fueron las vicisitudes por las que tuvo pasar desde 1983 cuando embotelló su primer gazpacho hasta hoy. Y cuando ya toda su familia y amigos crían que se encontraba en el rellano de la tranquilidad de su escalera vital, dobló una nueva y exigente esquina para volver a poner escalones a su sueño. En 2015 con nuevos y bien examinados socios, constituye la sociedad New Way Foods para solidificar su proyecto y poder invertir en una nueva y potente fábrica respetuosa con el medio ambiente y que garantizara los procesos para que su gazpacho, el gazpacho soñado por un idealista, siguiera siendo perfecto en su esencia.

Y trabajando mucho en la selección de maquinarias, protocolos de higiene, herramientas productoras de cadenas de frío muy eficientes e invirtiendo en las últimas novedades tecnológicas de los procesos alimentarios, ha vuelto a poner otro escalón grande en su bien repleta e inquieta vida, escalón que quiere subir potentemente entre barandillas de acero inoxidable.

Porque eso y no otra cosa es MAJAO, el nuevo reto de calidad que culmina la historia de Gazpachería Andaluza. Porque MAJAO no es sólo un gazpacho embotellado en una cuadrada y bonita botella transparente con una preciosa y verde etiqueta; MAJAO es la apuesta por unas Instalaciones de última generación situadas en la Calle Artesanía del Polígono PISA en Mairena del Aljarafe.

MAJAO es la elección cuidada y detallada desde su buscado lugar de origen, por personal específico dedicado a ello, de todas las materias primas frescas que llegan diariamente a nuestra fábrica, la colocación y almacenaje de las mismas en instalaciones independientes entre ellas y la selección, lavado y desinfectado de éstas antes de comenzar el proceso de fabricación.

MAJAO es aplicar cadena de frío desde el primer segundo de nuestra producción y que la limpieza e higiene sean algo tan fundamental en nuestras instalaciones y procesos como necesario para que nuestro gazpacho tenga una vida que garantice su única receta y sus maravillosas cualidades saludables. MAJAO es el cuidado y detalle en la elección de nuestros envases, etiquetas y cajas para su transporte. MAJAO es el único gazpacho fresco del mercado que tiene una durabilidad de hasta 60 días por cuidar y mimar todos nuestros procedimientos con detalle hasta que el producto se encuentre en sus manos.

Pero MAJAO es sobre todo el sueño de Gazpachería Andaluza. Un sueño que no ha logrado frenar a Rafael en su empeño de seguir y seguir alcanzando escalones para que MAJAO sea conocido y consumido por cada vez más personas. Un sueño Saludable, Fresco, Reconstituyente, Vital, Preventivo, Medicinal y sobre todo Natural, tan natural como beber Vida cada vez que acercas un vaso de MAJAO a tu boca.

Y nadie podrá parar a este soñador que necesita despertar cada mañana para antes de que el Sol le coja la vez, declamar en su fábrica perfumada de un perfecto olor a tomate esa frase que nos da los buenos días:

“este gazpacho está impresionante” el mejor, es que es el mejor…..